Blog

Screen Shot 2016-11-20 at 09.10.48

¨Maya¨, la ilusión cósmica.


El principio del ego, ahamkara (literalmente -yo hago-), es la causa fundamental del dualismo o la aparente separación entre el hombre y su Creador.  Ahamkara ocasiona que los seres humanos caigan bajo el dominio de maya (ilusión cósmica), por medio del cual el sujeto (ego) aparece falsamente como objeto y las criaturas se imaginan a si mismas como creadoras.

¨¡Nada hago por mí mismo!”.

Así debe pensar el que se ciñe a la verdad de las verdades. (…)

Considerando siempre: “Éste es el mundo de los sentidos que juegan con los sentidos”. (V:8-9).

Al ver, ve en verdad aquel que realmente reconoce que las obras son el proceder acostumbrado de la Naturaleza, para el adiestramiento del alma;

aún cuando actúa, él no es el agente. (XIII:29).

Si bien Yo Soy

no-nacido, eterno, indestructible y

el Señor de todo lo existente, no es menos cierto que — mediante Maya, mediante mi magia con la que modelo las flotantes formas de la Naturaleza, la inmensidad original vengo, y voy, y vengo. (IV:6).

Difícil es

rasgar ese velo divino de variadas sombras

que Me oculta, sin embargo, quienes Me adoran logran atravesarlo y van más allá de él. (VII:14).

— Baghdad Guita (traducido de la versión inglesa de Sir Edwin Arnold)